EDUCACIÓNMATERNIDAD

Mamá, no quiero cole!!

posted by mamatupuedes 21 septiembre, 2016 2 Comments

 

no quiero cole

Mamá, ¡no quiero cole! 

Eso es lo que me dice mi hijo una y otra vez cada vez que se acuerda que tiene que ir al cole. Por las mañanas es desde que abre el ojo hasta que lo dejo llorando en la fila.

El primer día entró muy contento pese a los típicos llantos de rigor que hacen que se contagien unos de otros y que los padres nos miremos con cara de circunstancias.

Al salir me dijo que estaba “suter feliz” que la seño era muy simpática y buena y que había estado con todos sus amigos… yo no cabía en mi de felicidad, me llevé toda la tarde en el trabajo con una sonrisa de oreja a oreja….¡Ay! ¡inocente de mi! ¡no me duró ni 24 horas la felicidad!

Al día siguiente se despertó diciendo que no quería ir al cole, al preguntarle por qué nos dijo que la verdad en casa aprendía mucho más y que estaba más agusto con papá, mamá y el hermano! ¡Toma ya! Imaginaros nuestra cara ?

Pues bien, desde entonces las entradas al colegio están siendo un drama total, ayer sin ir más lejos, después de llorar, agarrarse a mi pierna, volver a ponerlo en la fila… (léase con voz de preocupación máxima) cuando los niños empezaron a andar mi hijo se dió la vuelta, me miró dos segundos y pegó la carrera de su vida

 

no quiero cole

Yo creo que pensaría “¡de aquí me escapo yo! que a estos ya les da igual que llore, reniegue o diga misa porque al final me dejan aquí” y claro aunque me muera de la pena (lo paso fatal) pues a ver que hago! tengo que tragar saliva y salir pitando. 

Este es su segundo curso de infantil, el año pasado empezó muy bien, iba feliz al cole y estaba encantado con la seño, sus amigos y con las cosas que iba aprendiendo. El primer trimestre fue genial, se levantaba feliz por ir al cole y estaba deseando entrar en clase. 

En el tercer trimestre ya la cosa fue diferente, yo creo que se le juntó un poco todo, la llegada del hermano, los malditos virus y su retroceso con el tema de los celos… ahí empezó a no querer ir al cole aunque luego una vez allí lo pasaba fenomenal, en especial en la clase, le encanta aprender cosas nuevas y disfruta muchísimo. El patio sin embargo no le hace tanta gracia, el momento 500 niños corriendo y gritando todavía lo deja un poquito paradito, pero sé que acabará disfrutando también de eso.

Así que este es el plan, la teoría la sé toda, la práctica, eso ya es otra cosa… hemos probado de todo desde el año pasado que empezó con no querer ir y de momento, muy a mi pesar, nada nos ha funcionado. Hemos hablado con él, le explicamos que es mayor y que tiene que aprender… pero aunque sabemos que le gusta y disfruta hay algo que no lo deja estar del todo contento, adaptado o lo que sea… 

no quiero cole

Su seño me dice que es sólo ese rato y el momento de salir al patio pero que el resto del tiempo está fenomenal y que es muy bueno así que me quedo con eso y con toneladas de paciencia que es lo único que funciona, me temo!

Os confieso que ayer dí la vuelta al colegio para verlo de lejos por una ventana y efectivamente ahí estaba, sentado en su mesa tranquilo…. la verdad que no era capaz de irme con el pellizco a casa. Parecía que lo dejaba en el matadero en vez de en clase.

Este fin de semana hemos estado intentando reforzarle lo divertido que es el colegio y todo lo que se disfruta en él. Le leémos cuentos relacionados con el cole o con los miedos para ver si poco a poco conseguimos que quiera ir y no sea un drama la entrada a clase.

Espero contaros que de un momento a otro vuelve a ir genial y se han acabado las drama entradas.

Bueno pues os dejo que vaya chapa os he echado  😆 esto ha sido un post desahogo total! Decidme por favor que no soy la única que está así con el tema cole y acepto todo tipo de consejos y sugerencias para conseguir que el cole le mole!

Besos!

 

3

 

 

2 Comments

Aprendemos con mamá 23 septiembre, 2016 at 13:34

Me sabe muy mal, qué penica!! Esque cada niño es diferente, unos lo llevan mejor y otros peor. Pero tú tranquila que si la educación obligatoria no es hasta primaria, es por algo, hay niños que antes de los seis se sienten mejor en casa. Pero ya sé que no siempre se puede hacer lo que se quiere, que no hay alternativas normalmente y que no se puede conciliar en España.

Refuerzale, animarles, decirles cosas positivas, las cosas que no le gusten hablarlas poco si saca el tema para enfocarle más en lo bueno.

Y como dices, muchísima paciencia.

Muchos besos para tí y tu chiquitín!! ???

Reply
mamatupuedes 23 septiembre, 2016 at 13:40

Si que es verdad… da una penita verlo así! Esperemos que poco a poco, con mucho cariño y paciencia vaya entrando mejor.
Mil gracias por tus consejos y cariño!
Muchos besos!??

Reply

Deja un comentario

Follow mamatupuedes